¨ Pelearé hasta el último segundo y mi epitafio será: no estoy de acuerdo ¨.

Joaquín Sabina

 

La inconformidad es uno de los sentimientos más complicados de los seres humanos: en su lado positivo puede movernos a obtener mejores cosas, a tener metas y aspiraciones de progreso en cualquier plano de la existencia. Sin embargo en algunos casos también puede servirnos como una especie de barrera para darnos cuenta de las cosas buenas de la vida.

Estoy notando un fenómeno actual que pretendo ejemplificarles: me parece impresionante la elevación del nivel de inconformidad latente en la sociedad actual, estoy segura que de hacerse un estudio al respecto el porcentaje daría muy elevado. Salir a la calle y no ver negros que luzcan con orgullo sus trenzas o drelos, o ver jóvenes llenos de silicona en todas partes del cuerpo, es algo normal.

El negro compra productos químicos para ser blanco, el blanco se dora con el sol para ser negro; la que tiene los senos pequeños se inyecta silicona, la que los tiene grandes se hace una cirugía estética para reducirlos; La rubia se tiñe de negro, la trigueña se decolora en rubio; la negra se plancha el pelo, la rubia de hace los rizos; la pequeña se pone tacones, la alta chancletas planas…

¿Qué es realmente la moda? ¿Acaso está emparentada con la inconformidad personal?

La moda indica en su significado más amplio una elección o, mejor dicho, un mecanismo regulador de elecciones, realizadas en función de unos criterios de gusto. La moda son aquellas tendencias repetitivas, ya sea de ropa, accesorios, estilos de vida y maneras de comportarse, que marcan o modifican la conducta de una persona. La moda en términos de ropa, se define como aquellas tendencias y géneros en masa que la gente adopta. La moda comienza en el año 1900 donde era seguida sólo por las clases altas alemanas, en aquel entonces los vestidos eran tan largos que cubrían los zapatos y eran además adornados con plumas y encajes.

Mucho a cambiado la moda desde ese entonces…hasta aproximadamente 1970 que surge la llamada onda retro, donde surgieron, por ejemplo, las lycras y se retomaron las modas antiguas.

Ya en 2011 no puedo precisar si la moda se está siguiendo por un patrón mundial de cambio sistemático o se ha vuelto una payasada generalizada que no se limita sólo al vestir, donde todas las mujeres salen a la calle con blusas y sayas idénticas, los hombres muestran la ropa interior por fuera del pantalón, los tatuaje, los piercing, el alcohol y la marihuana son parte indispensable del atuendo, los varones rasuran cada parte de su cuerpo… y vestir de colores rechinantes y diversos es algo natural.

Creo, en mi opinión muy particular, que de existir un aparato que midiera la inconformidad, se rompería en estos años de tantos cambios e innovaciones. Pienso que sería productivo hacer un llamado de alerta a la perdida de gustos, valores y tradiciones personales que se ha generalizado tanto en estas nuevas generaciones. Abogo por que cada ser humano defienda lo que realmente es y no se deje llevar por un paradigma que a la larga puede resultar absurdo o ridículo. Me apuro en alzar mi voz, porque a esta generación pertenezco y soy de las que cubro mi cuerpo con lo que me quede bien y cómodo, no con la nueva línea de Armani…soy de las que se enamoran con una serenata de Serrat a la luz de la luna y una rosa roja.

Anuncios